Twitter abre una oficina en Brasil, la primera en Latam

Ante el furor de los brasileños por las redes sociales y el Mundial de Fútbol en Brasil que está en puerta, Twitter abrió una oficina en este país, su segundo mercado en el mundo después de Estados Unidos.

Esta será también la primera sede en América Latina, donde ya están Facebook, Google, Netflix o Windows.

Twitter tiene más de 140 millones de cuentas activas en todo el mundo, de acuerdo con datos de Semiocast, y tan sólo en Brasil son más de 41 millones de cuentas, por encima de Japón, el Reino Unido e Indonesia. México tiene menos de 20 millones y Argentina menos de 10 millones. Sao Paulo y Río de Janeiro ocupan el cuarto y el décimosexto lugar, respectivamente, en cantidad de tuits generados.

Hasta ahora, Facebook es la red social más utilizada entre los cariocas, tiene más de 65 millones de usuarios, según las estadísticas de Socialbakers, con un crecimiento del 32 por ciento. El año pasado esta red social sacó del primer lugar a Orkut, que por mucho tiempo fue la más popular entre los brasileños.

Guilherme Ribenboim, quien ha sido nombrado como director general de Twitter Brasil, dijo que tanto el Mundial como los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro aumentarán los mensajes y con esto el mercado publicitario. Twitter vende publicidad mediante etiquetas y mensajes patrocinados. Antes de este cargo, Ribenboim fue vicepresidente de Yahoo! para América Latina.


Trackback from your site.

Avatar

Wendy Pérez (@wendyselene)

Wendy is a journalist. She has a Clarín Masters in Journalism from Universidad de San Andrés-Columbia University in Argentina. Wendy worked as a reporter for the print edition of newspaper Clarín and was Editor at Clarín.com, and was also a special reports contributor for the weekly Perfil. She has served as head of information at CNNMéxico and was features editor at Domingo magazine, which belongs to the daily El Universal. Wendy has been a rapporteur and fellow at Gabriel García Máquez’s New Iberoamerican Journalism Foundation (FNPI), and a fellow at the University of Michigan.

Leave a comment