¿Cómo afectará al marketing en México la victoria de AMLO? Cinco cosas que necesitas saber

Con la elección de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) como el nuevo Presidente de México, la sociedad, la política y la economía mexicana está entrando en una nueva era. Se estima que el Presidente electo López Obrador recibió más del 53% de los votos, más del doble del total de Ricardo Anaya, su rival más cercano, según la comisión electoral del país. Es probable que la coalición de AMLO también gane la mayoría en el legislativo mexicano. ¿Cómo evolucionarán el marketing y los medios en México, el segundo mercado publicitario más grande de América Latina, bajo su nuevo líder? A continuación, compartimos cinco cosas que debes saber:

  1. ¿Qué tan grande es el mercado publicitario mexicano? ¿Cuál es su potencial de crecimiento?

México tiene una población de 128 millones de consumidores que son el objetivo del segundo mercado publicitario más grande de América Latina después de Brasil. En promedio, dependiendo de la fuente, el mercado publicitario mexicano está valorado en unos US$ 5 mil millones. Las telecomunicaciones, los bienes de consumo, los alimentos y otras categorías son muy importantes, al igual que los bienes de lujo y los proveedores de servicios que atienden a las clases altas mexicanas. Debido a que la desigualdad de ingresos es tan alta en México y las clases económicas altas y medias sólo representan dos quintas partes de la población total, el mercado publicitario aún tiene un gran potencial de crecimiento.

Millones de mexicanos podrían ingresar a la clase media, lo que aumentaría sustancialmente el tamaño del mercado de consumo mexicano.

Crédito: Cuartoscuro

Durante su campaña electoral, AMLO dijo que quiere aumentar el gasto social. Un aumento importante en el gasto publicitario y de mercadotecnia probablemente ocurriría en el mediano plazo, si las políticas de AMLO aumentan sustancialmente las oportunidades (empleos e ingresos) para los más de 70 millones de mexicanos que pertenecen a las clases socioeconómicas más bajas. Esto marcaría un punto de inflexión. Si tiene éxito, millones de mexicanos podrían ingresar a la clase media, lo que aumentaría sustancialmente el tamaño del mercado de consumo mexicano y del sector de comunicaciones de marketing que se enfoca en ellos.

 

¡Inscríbase en Portada México,  programado para el 17 de octubre en la Casa Lamm de la Ciudad de México!

  1. ¿Se recuperarán finalmente el marketing y el gasto publicitario mexicano en 2018?

Los gastos de publicidad y marketing en México han estado casi paralizados en lo que va de 2018. Con la obvia excepción del marketing político y la publicidad relacionada con la Copa Mundial de fútbol, el gasto publicitario en ​​la mayoría de las categorías (bienes de consumo, telecomunicaciones, restaurantes de servicio rápido y otros) en lo que va de año está significativamente por debajo de los niveles de 2017. Una subcategoría que parece estar lista para un crecimiento sostenido es la del servicio de video en línea (incluido OTT). Por ejemplo, Amazon está lanzando su servicio de "prime video" más adelante este año en México, lo que añadiría aún más competencia entre los proveedores de servicios OTT dirigidos a los consumidores mexicanos (Netflix ha logrado avances signifcativos). Además de la expansión mexicana, ¿podría Amazon usar su sede en México para crecer en otros mercados de habla hispana de América Latina?

  1. El desafío de reducir el sector sumergido de la economía

Al menos el 50% de la economía mexicana (PIB) está sumergido. En otras palabras, no es controlada ni gravada por el gobierno. Será interesante ver cómo AMLO aborda este desafío. Poner una mayor parte de la economía bajo el ejercicio del gobierno podría ser perjudicial para algunos sectores de la economía (por ejemplo, construcción y, en cierta medida, el sector minorista), pero un impulso para otros, incluidos los servicios financieros y, en particular, los emisores de tarjetas de crédito.

  1. El futuro de México como centro de marketing panregional

En la última década, México -principalmente la Ciudad de México- se ha convertido en un centro de mercadotecnia panregional. En otras palabras, México se ha convertido en un lugar desde el cual muchas importantes compañías deciden y ponen en marcha su estrategia de marketing y medios de comunicación para América Latina. Este es el caso para las empresas de bienes de consumo como Unilever y la automotriz General Motors, así como para muchas otras empresas incluidas en la lista Fortune 500. De hecho, en la última década, México, al igual que otros países latinoamericanos, incluidos Panamá (donde P&G maneja la mayor parte de su mercadotecnia latinoamericana) y Brasil, se ha adjudicado una cuota de mercado como centro de marketing panregional que antes pertenecía a Miami.

Históricamente, el sur de Florida ha sido el principal centro de mercadotecnia panregional latinoamericano. Sin embargo, a medida que los mercados locales de América Latina han crecido, se han tomado más decisiones de marketing a nivel de país local, una tendencia que se ha acelerado como resultado de la depreciación de la mayoría de las divisas latinoamericanas. Si la elección de AMLO genera más inestabilidad institucional, Miami podría recuperar algo de su posición como el principal centro de decisión panregional de América Latina.

Por otro lado, y debido a la incertidumbre sobre el futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el peso mexicano se cotiza actualmente a aproximadamente 20 pesos por dólar, o un 15% por debajo de los 17 pesos por dólar que cotizaba en este período el año pasado. La depreciación sustancial hace que México sea más atractivo para las compañías extranjeras, debido a costos laborales más bajos en términos de dólares.

  1. El mercado hispano de EE. UU.: Estabilidad para los consumidores estadounidenses

Como es bien sabido, el 70% de los casi 60 millones de hispanos que viven en los EE. UU. son de origen mexicano. Estos estadounidenses de origen mexicano no sólo son una parte importante de la economía de EE. UU., sino que también proporcionan una cantidad significativa de reservas de divisas extranjeras al gobierno mexicano a través de las remesas a sus familias en México. En su discurso a los partidarios, el Presidente electo dijo que forjaría una nueva relación con Estados Unidos "arraigada en el respeto mutuo y en defensa de nuestros compatriotas migrantes que trabajan y viven honestamente en ese país". En su cuenta de Twitter, el Presidente Trump felicitó a AMLO también.

Sin embargo, AMLO lanzó críticas al Presidente Donald Trump durante la campaña, y los analistas dicen que el mismo podría aumentar las tensiones entre los Estados Unidos y México. Es importante señalar que el reciente anuncio sobre la adjudicación de los derechos de sede de la Copa Mundial de la FIFA 2026 a la oferta conjunta de EE. UU., Canadá y México refleja que la cooperación entre México, Canadá y los EE. UU. puede ser muy fructífera. Una relación estable entre México y EE.UU. con respecto a la inmigración, el comercio y los movimientos de capital beneficia tanto al consumidor hispano de Estados Unidos como a México.


Editorial Staff @portada_online

Portada Staff